Hermosillo, Sonora, julio 23 de 2018.- Durante la temporada de lluvias en Sonora se incrementan los accidentes en ríos, arroyos, canales y pasos a desnivel, los cuales en ocasiones pueden ser fatales, por lo que es de suma importancia que se prevenga este tipo de situaciones de riesgo, señaló Jonathan Garza Rodríguez.

 

El coordinador del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes (COEPRA) de la Secretaría de Salud, explicó que los ahogamientos ocurren porque las personas intentan cruzar estos lugares sin seguir las recomendaciones que se emiten para evitarlos.

 

El crecimiento de los ríos es un fenómeno que atrae a las personas a sus orillas, por lo que se meten sin medir las consecuencias, indicó, sobre todo los jóvenes que están de vacaciones en esta temporada; también, dijo, incomunica muchas veces a los lugareños, lo que incrementa el peligro y el riesgo de un ahogamiento cuando las personas tratan de cruzarlos.

 

“Es de vital importancia que los padres de familia y las personas en general observen atentamente las recomendaciones que emitimos para evitar accidentes que lamentar, son recomendaciones sencillas pero que pueden salvar vidas”, destacó Garza Rodríguez.

 

Una de las principales recomendaciones, agregó, es que al conducir se observen los niveles de flujo o el acumulamiento del agua en ríos, arroyos, vados, pasos a desnivel y partes bajas, sobre todo, dijo, no arriesgarse y no intentar cruzar, ya que la fuerza de la corriente de agua puede arrastrar el vehículo.

 

También se recomienda esperar el tiempo prudente para que cese la lluvia, comentó, así como escuchar las indicaciones que se emiten por la radio; si se instaló una barrera, dijo, no se debe cruzar para salvaguardar la seguridad, además de utilizar una vía alterna de circulación y resguardarse en zonas altas o lugares seguros.

 

“Si alguien se está ahogando se debe arrojar un medio de ayuda a la persona para facilitar su rescate y pedir ayuda a alguien más para llamar al número de emergencias 9-1-1; no se debe aventar al agua porque se puede ser la segunda víctima”, apuntó.

 

Si la víctima está fuera del agua, enfatizó, se debe verificar el estado de conciencia y respiración, en caso de que no respire o está inconsciente, pedir ayuda y marcar al 9-1-1; mientras llega la ayuda e iniciar las maniobras básicas de RCP.

 

Para ello, detalló, se deben realizar 200 compresiones durante dos minutos e iniciar la respiración de boca a boca, dos veces seguidas, después se debe revisar el pulso de la persona y si no tiene, continuar con las compresiones al pecho hasta que llegue el personal de primeros auxilios.

 

“A los Ayuntamientos se les recomienda implementar señalamientos que indiquen los niveles de agua, si el nivel llegar al color rojo, no intentar pasar, ya que se pone la vida en grave peligro, si el nivel está en el amarillo, no se debe intentar pasar en vehículos livianos o compactos y si está en verde, se puede pasar con precaución”, apuntó.

 

Así mismo, recomendó a los Ayuntamientos difundir y hacer respetar los señalamientos que han sido colocados en los cauces de ríos, arroyos, vados y pasos a desnivel, que indican el nivel de agua que tienen en ese momento, con lo que se evitará que las personas sean arrastradas por  la corriente.

 

Además de destacar elementos de seguridad en áreas peligrosas para hacer obedecer las indicaciones, comentó, ya que durante esta temporada se debe estar prevenido para contrarrestar cualquier contingencia posible.