Hermosillo, Sonora; noviembre 5 de 2018.- A partir de los 45 años de edad, los hombres deben acudir a su unidad de salud más cercana a solicitar las pruebas de detección de cáncer de próstata, y si se tiene antecedente familiar de la enfermedad, iniciar con el esquema de detección desde los 40 años, señaló Francisco Flores Guzmán.

 

El responsable de la Clínica del Varón de la Secretaría de Salud indicó que las pruebas se basan en identificar si se tiene crecimiento prostático y riesgo de padecer la enfermedad.

 

‘’Para saber si se presenta crecimiento prostático y riesgo de padecer cáncer de próstata, se debe acudir a la unidad de salud más cercana, donde el médico le aplicará un cuestionario de factores de riesgo, además de realizar un análisis de sangre del antígeno prostático específico’’, manifestó.

 

Es especialista explicó que el examen de la próstata consiste también de otros estudios que se deben realizar para dar un diagnóstico más completo, como el procedimiento del tacto rectal, prueba rápida e indolora.

 

Apuntó que, si esta prueba da resultado positivo, el médico podría indicarle al paciente una biopsia guiada por un ultrasonido transrectal, para efectuar el diagnóstico de cáncer de próstata.

 

“Se puede acudir al servicio médico que pertenecen para realizarse las pruebas correspondientes; en el caso de los pacientes que cuentan con Seguro Popular, deberán asistir a las unidades de la Secretaria de Salud Pública para la consulta con el médico general”, agregó.

 

En cuanto a los síntomas de riesgo, subrayó, están la disminución del calibre y la fuerza del chorro de la orina, retardo para iniciar a orinar con chorro intermitente, terminar de orinar por goteo, incontinencia por urgencia, así como la sensación de vaciamiento incompleto.

 

En cuanto a la sintomatología de fase avanzada, añadió, puede tener diferentes manifestaciones como un chorro débil de la orina, necesidad frecuente de orinar y dificultad para hacerlo, acompañado de dolor, ardor y sangrado, dolor lumbar o en la parte superior de los muslos.