Hermosillo, Sonora, noviembre 5 de 2018.- A través de los Programas de Planificación Familiar y de los Servicios Amigables que se tienen en los Centros de Salud, la Secretaría de Salud en el Estado previene los embarazos en adolescentes, resaltó Paola Valencia Navarro.

 

La responsable estatal del Programa de Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes, señaló que en los 224 Centros de Salud Urbanos y Rurales que se tienen en Sonora se cuenta con el Programa de Planificación Familiar y en 62 hay consultorios de los Servicios Amigables.

 

A través de diversas estrategias enfocadas a los jóvenes, dijo, buscan contribuir al desarrollo y bienestar de los adolescentes, mejorando su salud sexual y reproductiva para disminuir los embarazos no planeados e infecciones de transmisión sexual, 

 

“Los Servicios Amigables son una estrategia impulsada por el secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, ya que está enfocada a brindar una atención con confianza, privacidad y respeto con estricto apego a un marco jurídico”, enfatizó Valencia Navarro.

 

La funcionaria estatal agregó que en lo que va del año cuentan con 4 mil 289 promotores adolescentes de los Servicios Amigables, quienes están capacitados por el personal de Salud para aclarar las dudas y brindar información correcta a sus compañeros.

 

Se han realizado más de 10 mil intervenciones por parte de los promotores adolescentes en sus comunidades, puntualizó, que consisten en brindar pláticas informativas de joven a joven, tanto en sus escuelas, ferias de salud y exposiciones escolares.

 

Así mismo, indicó Valencia Navarro, en lo que va del año se han atendido a casi 19 mil 500 adolescentes de consulta por primera vez, a través de los Servicios Amigables en el estado.

 

“En Hermosillo, 5 mil 645 adolescentes son activos sexualmente y sólo mil 370 de ellos utilizan un método anticonceptivo. Por tal motivo, es de gran importancia facilitar el acceso a estos servicios de salud a la población adolescente”, señaló.

 

Esta estrategia, explicó, tiene el objetivo de mejorar el acceso y la calidad de vida de los servicios en salud sexual y reproductiva de los adolescentes, con la implementación de un modelo de atención integral en un ambiente amigable que responda a cada una de las necesidades.

 

“Estos espacios tienen un enfoque innovador, que buscan ser lo suficientemente agradables, empáticos y con trato sensible; se diferencian de la consulta general, ya que se ubican fuera del área física de la atención médica y cuentan con personal capacitado para ello”, comentó.

 

Los Servicios Amigables atienden las áreas de Medicina, Sicología, Trabajo Social, Enfermería y Promotoría de Salud, con la orientación sobre los métodos anticonceptivos, entre otros.