Hermosillo, Sonora, noviembre 18 de 2018.- Para mejorar la salud emocional de las pequeños y familiares que acuden a los hospitales y albergues de la Secretaría de Salud en la entidad, el Voluntariado Salud imparte Taller de Cuento Terapia para sus voluntarias y el personal, informó Paloma Porchas Aguirre.

 

La coordinadora estatal del Programa “Sigamos Aprendiendo en el Hospital”, indicó que el taller corrió a cargo de Rosa Vila Font, maestra, actriz y reconocida cuenta cuentos con experiencia en cuento terapia por más de seis años.

 

Así mismo, señaló que el taller se impartió en las instalaciones del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES) con el apoyo del Instituto Sonorense de la Cultura (ISC), mediante el convenio de colaboración que se tiene.

 

“La señora Norma Escalante de Clausen, Vocal Titular del Voluntariado, tiene especial interés en que nos capacitemos para brindar un mejor servicio a los pequeños mientras están hospitalizados”, añadió.

 

El Taller, agregó, consta de cuatro sesiones donde se aprenderá a cómo aplicar la imaginación con los pacientes, hacer un mejor uso de las aulas de juego y desarrollar ideas con los niños de manera que se les estimule de un modo divertido y didáctico.

 

El principal objetivo del taller es hacer de la narración oral una herramienta sanadora eficiente y sensibilizadora, puntualizó, en la búsqueda de caminos y estrategias para conectar la narración oral y las emociones.

 

“Este es un taller práctico con el intercambio de experiencias. Cada sesión contará con una parte teórica, sin embargo, la finalidad es llegar a encontrar respuestas para el acompañamiento a personas en situación vulnerable”, apuntó.

 

Es importante señalar que en el Estado se cuenta con dos aulas hospitalarias de la Secretaría de Salud, en el Hospital Infantil del Estado (HIES) y en el Hospital del Niño y la Mujer de Ciudad Obregón, en donde, dijo, mensualmente se atiende a más de 200 pacientes.

 

Agregó que el Programa está abierto a los familiares o a los acompañantes de los pacientes que se encuentran en condición de rezago educativo a que inicien sus estudios o se reintegren, así como a los trabajadores de las unidades médicas que deseen incorporarse a él y aprovechar el servicio para continuar sus estudios.